nav-left cat-right
cat-right

Algunas de las farmacias más antiguas de Madrid

reina madreEl Madrid olvidado de Carlos Osorio es un libro imprescindible para conocer el pasado de esta ciudad, qué pasó con antiguas fábricas, tiendas, reales sitios, edificios, etc. Profundizar en él es bucear años, décadas e incluso siglos atrás en la historia de Madrid.

La historia del comercio madrileño tiene muchas lagunas, aunque existen muchos estudios recientes. De manera aproximada, Osorio señala algunos de las tiendas más antiguas de la ciudad, entre las que se encuentran, varias farmacias. La primera de ella, la Farmacia de la Reina Madre, de 1578, que se halla en la C/ Mayor 59. Como testimonio de su antigüedad, se conserva una receta de Miguel de Cervantes.

La farmacia León ya estaba abierta en 1625, en la calle León nº 13. En su origen era más pequeña y tenía un pozo de agua potable. Por su parte, la antigua Farmacia de Herradores parece ser la continuación de una de las farmacias que había en esta plaza a la altura de 1625.

En la Plaza de San Ildefonso nº 6, se abrió -posiblemente en el S. XVII- la Farmacia Puerto, en un local próximo al actual, donde se instaló en el S. XIX. La Farmacia Deleuze abrió sus puertas en 1870 como Botica de San Bernardo, en el número 39 de la calle del mismo nombre.

Otra farmacia con solera es la de Platerías, situada en la calle Mayor nº 44, de 1827.  Y por último, la Farmacia Cardona, abierta en 1828 en la calle Luna, 6, conocida popularmente como la farmacia del doctor Garrido.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies