nav-left cat-right
cat-right

Algunas curiosidades del Círculo de Bellas Artes

Todo el mundo conoce el emblemático edificio que alberga al Círculo de Bellas Artes, situado en la Calle Alcalá, 42. Fue construido por Antonio Palacios en 1926 en el antiguo jardín del desaparecido palacio del marqués de Casa- Riera.

El edificio consta de nueve plantas y en el sótano había una piscina con luz sumergida, peluquería, limpiabotas y comedores independientes. Durante la posguerra, este sótano lo utilizaban algunos señores para menesteres nada respetables. Aprovechaban que las señoras tenían que entrar por una puerta independiente mientras ellos lo hacían dignamente por la principal.

La estatua que corona el edificio es la diosa Minerva, obra de José Luis Vassallo. Pesa 3000 kilos y mide seis metros y medio de alta. La diosa generó algunos problemas por su peso y altura. Se fundió en bronce en Arganda del Rey y el viaje hasta Madrid resultó dificultoso ya que había tramos en los que apenas podía pasar por debajo de los cables de electricidad.

Para poder subirla a lo alto de la azotea, dado su enorme peso, hubo que montar andamiajes y varias grúas que la elevaron. Además, fue necesario construir una plataforma de cemento y una viga incrustada de una tonelada de peso que recorre el interior de la escultura. Subirla costó casi un millón de pesetas.

Una anécdota más, esta escultura es la portada elegida para uno de nuestros libros, “Madrid en 3D”.

Más información en “Madrid curioso” de Mª Isabel Gea Ortigas.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies