Mes: octubre 2013

Epitafios ocurrentes en los cementerios

Hoy, como era previsible, vamos a contar una de cementerios. Pero vamos a escaparnos, por un momento, de ese carácter fúnebre que rodea a la muerte y, ¿por qué no? ya que estamos en Halloween, optamos por algo de “humor” aunque algo macabro. Trasladaremos aquí algunos de los epitafios más curiosos que hemos encontrado en los cementerios madrileños: Lápida de una mujer en el cementerio de la Almudena (se la puso su marido): “Enseguida estoy contigo“. No fue tan rápido porque murió veinte años después a lo que algún familiar con guasa le puso: “Ya pensé que no venías”. En este macrocementerio encontramos otras frases cuando menos, graciosas, algunas de ellas relacionadas con la economía doméstica: “Aquí estoy con lo puesto y no pago los impuestos”, “Por fin he dejado de pagar facturas”, “Si sois inspectores de Hacienda, lo siento, no les puedo atender”. Es difícil encontrar epitafios ocurrentes en enterramientos antiguos de personas anónimas, uno que nos ha llamado la atención: “Aquí yace Anselmo Pasamontes Potenciano, falleció el día 14 de abril de 1895,a  la edad de 27 años. Tú que pasas por aquí y me bes (con b) cadáver feo, yo me vi cual tú te bes (con b) y te verás cual me beo (otra vez con b)”. En la sacramental de San Justo está enterrado el dramaturgo y político Adelardo López de Ayala, presidente de las Cortes. Cuenta con...

Leer más

La bruja María Mola

Como nos vamos acercando a la Noche de Halloweeen y/o al Día de Todos los Santos vamos a contaros una historia relacionada con brujas, más concretamente con la bruja María Mola, conocida como la Agorera, que vivía en las afueras del antiguo Madrid. Todos los días bajaba un franciscano a por lo que esta bruja le daba: un poco de harina. Un día, uno de estos monjes tuvo una duda de fe y pidió consejo a su superior quien le aconsejó (pese a que estaba prohibido) que le preguntara a la Agorera. Ante su pregunta, la bruja le respondió que sus dudas se disiparían en cuanto se enfrentase a ellas con el alma y según el estado de ésta vería un ángel o un diablo. Al día siguiente, el monje dando misa vio unas sombras al fondo de la iglesia y entendió que se trataba del diablo. El monje solo pudo rezar por su alma. A los pocos días, se enteró de que María había soltado una lechuza provocando el alboroto de las sombras. Por esta razón fue condenada a morir ahorcada y su cuerpo fue apedreado por la multitud. Los habitantes de la zona sintieron su presencia desde entonces todas las noches, su espíritu molestaba a todo el vecindario. El terreno que antes era el extrarradio hoy es la calle Núñez de Arce. Más información en Misterios y enigmas de...

Leer más

La calle Hileras

La calle Hileras es la que se encuentra entre las plazas de Herradores y San Martín, en el distrito de centro. En la Edad Media se conocía esta calle con el nombre de Herrerías. Tiempo después, el tramo comprendido entre Arenal y la plaza de San Martín se llamaba Bodega de San Martín. El resto de la calle quizás se llamó Hileras por la hilera de árboles que había a cada lado del paseo situado en los jardines de la llamada Huerta de la Reina, una quinta de recreo que mandó construir Alfonso VIII para su esposa Doña Leonor. Esta zona y, en especial esta calle, era el paseo predilecto del rey Fernando III, el Santo, cuando era niño y vivía con su madre doña Berenguela en una casa de campo que los Reyes de Castilla tenían cerca de este lugar. Otra de las versiones del origen de este nombre es que tomó dicha denominación del gremio de las hileras o hilanderas que fabricaban hilos de oro para los bordadores (la calle Bordadores es la paralela). Aunque lo más probable es que se refiera a las hileras de caballos que esperaban turno en la plaza de los Herradores para ser herrados. Má información en Los nombres de las calles de Madrid de Mª Isabel Gea...

Leer más

Tienda OnLine

Síguenos

¡Suscríbete!

Sobre nOSOTROS

Editorial especializada en la historia de Madrid desde hace más de 30 años. Puedes encontrarnos en el corazón histórico de la ciudad, en la calle Mayor 80, casi a la altura de la plaza de la Villa. Allí descubrirás libros, fotografías antiguas, planos y grabados que abarcan todos los temas imaginables sobre Madrid. En la tienda virtual se ofrece también el catálogo de consulta y la posibilidad de comprar.

vISITA vIRTUAL

Enlaces Recomendados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies