nav-left cat-right
cat-right
Últimos Comentarios
  • Mauro: Aún hoy es muy fácil encontrar balas herrumbrosas en la zona...
  • Lucila Linardos: Agradecida siempre por la información que se brinda....
  • Talleres del PC: ¡Qué buen proyecto! gracias por el apunte, llevamos tiempo b...
  • sebese: con respecto a cual es la casa más estrecha de madrid ,debe...
  • sebese: creo que se debería revisar lo de la calle más estrecha de m...
Artículos Recomendados
Los ganadores del concurs... Con motivo de las navidades preguntamos a nuestros lectores de Facebook qué...
La realidad urbana del Ma... Madrid en 1842 tenía 200.000 habitantes y su crecimiento era constante aunque...

La Corrala de la Calle Sombrerete

Las Corralas eran las tradicionales viviendas antiguas de Madrid, aún quedan algunas en pie en los barrios de Lavapiés o Chamberí. Eran viviendas de baños y servicios compartidos por toda la comunidad de vecinos. Todas ellas daban a un patio con escaleras y balcones donde se hacía mucha vida. En los partidos había incluso corrales, de ahí el nombre de corralas. En la Calle Sombrerete vivió, en tiempos muy remotos, un...

Recomendamos…’Recorridos por el Viejo ...

Recorridos por el viejo Madrid es un libro que se disfruta leyendo y paseando. En él se nos proponen distintos itinerarios que, partiendo siempre de la Plaza Mayor permiten conocer, y explorar de un modo bastante completo, buena parte del casco antiguo de Madrid. Desde sus puntos más turísticos a los más artísticos y culturales. Todos tienen cabida en este tomo. Unos paseos que se verán amenizados por relatos donde...

La foto de la semana: El Templo de Debod

El Templo de Debod fue construido en el siglo IV antes de Cristo a veinte kilómetros de Asuán, en Egipto. Desde el año 1972 se alza majestuosamente en la antigua Montaña del Príncipe Pío, formando parte de la fisonomía madrileña. Un secreto a voces, del que están al corriente, tanto los habitantes de la ciudad como sus visitantes, es que junto a él se puede contemplar el mejor atardecer de Madrid. Una experiencia...

Una muerte calurosa en la Plaza Mayor

En 1634 era corregidor de Madrid el conde de Revilla. Habían comenzado las obras del Real Sitio del Buen Retiro: los Jerónimos. Lope de Vega, que había publicado La Dorotea, moriría un poquito después, en 1635. El corregidor asiste y preside una corrida de toros en la Plaza Mayor, que resultaría fatal para él. Se corren astados mandos, faltos de trapío, sin fuerzas. Empiezan los primeros abucheos, que se van...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies